MAMÁ LIVANNA

Decidir estar presente

 

Recibí el mismo mensaje hace 16 años cuando aprendí un enfoque especial del cuidado de los bebés. La Dra. Emmi Pikler, pediatra húngara de los años treinta, dedicó su vida a asegurar que los niños pequeños siempre debían cuidarse con respeto. El mensaje principal: bajar el ritmo y estar presente para el niño.

La Dra. Pikler pasó seis décadas ofreciendo a los adultos una oportunidad de experimentar su enfoque especial de cuidar niños pequeños. Trabajó con padres y personas encargadas del cuidado del niño en cómo respetar a los niños pequeños, considerando que cada niño es un individuo único desde el primer minuto de vida. Sus observaciones la llevaron a creer que cada recién nacido podría convertirse rápidamente en un objeto en las manos de un adulto, si el adulto que lo cuida no está atento de sus necesidades interiores. Un niño necesita mucha atención. Necesita que lo alimenten, lo bañen y que le cambien los pañales durante el día. Esta rutina constante se puede volver monótona y perder su novedad.

Cada interacción entre un adulto y un niño puede ser crucial para el desarrollo de la personalidad de un niño. Depende de nosotros decidir el tipo de mundo que queremos crear para nuestros hijos, poniendo como ejemplo nuestra conducta. Podemos elegir estar presentes, ser atentos, cuidar de forma responsable. Podemos elegir ser como Horton o la Dra. Pikler y mostrar, aunque sea lo mínimo, que somos responsivos hacia ellos.

Elsa Chahin, Asociada de RIE®, Pikler® Capacitadora y gerente de Pikler/Loczy Fund

USA

Pikler.org
Compartir
Post más antiguo Post más reciente